All posts by siro4el

Andrés Reynaldo, la avestruz y el techo de vidrio

Que el diario El Nuevo Herald anda en desgracia lo sabe toda la Florida.

Factores socio-culturales de muy diversa índole, han provocado que este diario, y otros muchos, hayan perdido influencia dentro de los grupos de lectores.

La misma “vorágine cotidiana”, con la subida de los precios de las rentas y los salarios rozando con el límite de lo posible, impulsan a que los individuos hallen cada vez menos tiempo para mantenerse informados, y recurran a Twitter, Facebook, Reddit y otras redes sociales para estar al día.

Lo inaudito es que, mientras el Director de Presupuesto “de Trump”, Mick Mulvaney diera conocer a la prensa de la eliminación del programa “Meels on Wheels” destinado a la alimentación de personas mayores en los Estados Unidos, y que en “la edición 115” del Congreso ande circulando el documento H.R.861 – destinado a “sacar del aire” la Agencia para la Protección Ambiental, el Nuevo Herald, ese diario donde trabajan día a día, y cada día con menores condiciones, excelentes profesionales de la palabra, le de un espacio a Andres Reynaldo, director editorial de América TV para que este, evidentemente bajo los efectos del trasnoche anticastrista, se pregunte ¿por qué Gente de Zona toca en Cuba?

La pregunta en sí, importa poco. Los dos párrafos finales son una joya del mal juicio y del “anticubanismo” de gente como Reynaldo.

Dice Reynaldo:

Como elite, este sector – está hablando de los recién llegados a la Florida (entiéndase Miami) – apunta a crear una poderosa comunidad alternativa en los negocios, los medios, la academia, el arte y la política que dispute el tradicional papel del exilio como santuario de la disidencia, guardián de la memoria histórica y libre interlocutor de los asuntos cubanos ante la opinión pública.

Acúsenme, si quieren. Pero esto es lo que veo y esto es lo que escucho. El embate de una Cuba parásita, violenta, falsificada y desvertebrada que los Castro han catapultado contra Miami como se catapultaba la carroña por encima de los muros de las ciudadelas medievales para provocar la peste y, qué duda cabe, el pánico.

Por mí, quítales las llaves.

Por mí, ciérrales la puerta.”

En primer lugar, Reynaldo, los “exilios” no funcionan como santuarios de ninguna disidencia, por cuanto los disidentes, y los exiliados no son ni serán nunca guardianes de nada, a no ser de sus costumbres y su identidad, no de sus creencias políticas.

De hecho, ese papel – fuera del drama humano común que vivieron todos después del 59 – no les ha sido otorgado por Ley alguno, y mucho menos por designio divino. Miami, no le corresponde a nadie, en todo caso a los indios que habitaban en estas tierras antes que Ud. y yo llegáramos; Miami es una ciudad y punto; a dónde han llegado cubanos, venezolanos, salvadoreños, hondureños, guatemaltecos, brasileños, argentinos, rusos, peruanos, ecuatorianos, colombianos… Esa idea nacida en no se qué cabeza de que “Miami es de los cubanos” es un craso error.

Se exilian de otros países; gente de izquierda y de derecha. El exilio de Miami – eso usted lo sabe requetebién – no es homogéneo. El exilio de Miami, no es 100% cubano, ni el 100% de los cubanos piensa igual. Incluso, aquí, muchos han cambiado su forma de pensar.

Tampoco el exilio es guardián de la memoria histórica, y eso usted lo sabe bien. Ni siquiera, muchos de los que lanzaron huevos cuando lo del Mariel, y participaron en la Marcha del Pueblo Combatiente, lo reconocen. Tienen miedo decirlo, a pesar de tener la libertad para hacerlo. Le convido a hacer la prueba. Usted vió y vivió aquellos terribles días. Pregúntele a los que pudieran haber marchado y tirado huevos. Si alguno le admite que lo hizo, apártelo, como pieza museable.

No admiten – y por el contrario, dicen otra cosa – que el gobierno de Fulgencio Batista asesinó y dio palos a troche y moche. Hay quien incluso niega que lo sucedido el 10 de marzo de 1952 fue un golpe de estado. La mayoría dice haber sido lo que no fue, y hasta el Senador Marco Rubio miente sobre “sus orígenes”. Yo, usted, no me fío mucho de “esa memoria histórica”. Para eso prefiero las bibliotecas, las cinematecas y los libros de los historiadores (de vez en cuando leo a Cabrera Infante)

¿Libre? Tal vez. Yo diría que con mayor libertad. Y en todo caso – lo digo por experiencia propia – es una libertad coartada.

En el Versailles, ni a un médico – mucho menos si se trata de un médico cubano americano – se le ocurriría defender o siquiera, decir, que Cuba ha sido el primer país que eliminó la transmisión del virus del VIH de madre a hijo; o que la vacuna Cimavax – EGF, es la mejor en el mundo, contra el cáncer de pulmón, y que el Instituto Roswell, aquí en los Estados Unidos, está haciendo ensayos clínicos con la misma.

Reynaldo, yo creo que incluso el canal 41 ni siquiera habló sobre eso en ninguno de sus noticiarios.

En todo caso, Reynaldo, resulta bien ofensivo, que usted llame parásita, violenta, falsificada y desvertebrada, a la oleada reciente de emigrantes cubanos que han llegado al sur de la Florida.

Aquí mismo, en Miami, se encuentran residiendo desde hace muy poquito, decenas y cientos de jóvenes con mucho talento;periodistas, actores, músicos, a los cuales usted mismo, les ha dado empleo en su canal. Otros van a “sus programas”, a hablar de sus carreras artísticas. De hecho, si no fuera por muchos de ellos, Usted no tuviera frijoles en su mesa. ¿Es ese el respeto que usted siente hacia ellos?

También me resulta risible que Usted, el hombre que quiso inventarle un pasado “castrista y violador de los Derechos Humanos” a la cantante Yvette Cepeda, hable de “parásitos, violentos y desvertebrados” . Usted, el “cerebro” de la jugarreta sucia que le hicieron a Tony Ávila, ¿hablando de parásitos, violentos y desvertebrados? ¡Give me a break, Andrés!

En todo caso, fíjese, no vaya muy lejos. Buena parte de la programación de su canal, el 41, es bien parásita, violenta, falsificada y desvertebrada. 

En más de un programa impera el mal gusto, el chisme, el brete, la misoginia, el sexismo, el machismo, la manipulación, la parcialización, el racismo, la burla hacia “los orientales” y “extranjeros” en general. ¿O es que Usted hace como el avestruz y no ve, digamos, el fatíditico TN3. ¿Se ha puesto Usted a analizar el programa “Arrebatados”? ¿Se ha puesto a analizar Usted, el daño social que tanta banalidad y basofia televisiva le hace a las masas? ¿De qué es paladín usted? ¿Es luchador político? ¿Por qué no hace política en EEUU? Tal vez nos sale menos mentiroso, con valor incluso para hacer un par de Town Halls y discutir con sus votantes los temas que a los electores de la Florida le competen. Quizás, si Usted se mete a político aquí en Miami, hasta nos quite un poco de “toles” en el 836.

¡Give me a break, Andrés!

Empiece a limpiar “su casa”, y después, si quiere – Usted ha estudiado – refiérase con mejores argumentos a “los recién llegados a Miami.”

Recuerde aquello de “tirar piedras al techo del vecino”, o al menos, si va a comer pescado, tenga más cuidado con las espinas.

 

Ninoska “la cerrajera” y Osmani “Photoshop” García

Lo mejor que puede haberle sucedido a la ciudad de Miami, sucedió hace cuatro horas. Bueno, en lo que yo redacto este comentario súmele usted otra hora más, así que en total serán cinco.

Osmani Garcia, el chico de “El Taxi”, “La Voz” o “El Chupi Chupi” – llámelo como Usted desee – parece haber vivido en un mismo día, en dos ciudades de Miami distintas, o lo que es lo mismo: two different Miami-Dade County.

Una, aquella Miami que “lo baja de la tarima de Univisión”, donde supuestamente cantaría el próximo domingo; y aquella otra, más incluyente, inconcebible, impensable, y necesaria, que lo para al lado del mismísimo dueño de La Poderosa, y justo detrás – no revueltos, pero juntos – de Miguel Saavedra, el hombre duro de Vigilia Mambisa. Todos por una misma causa, recogiendo ayuda para los cubanos varados en Nuevo México; unidos tal y como Martí , el único héroe del panteón de héroes cubanos que es venerado por todos, quería

17155289_1214417172004850_8865250876949081066_nEso es así, y no hay de otra; a no ser que Osmani Garcia sea un as del Photoshop, o Miguel Saavedra no sepa quien es Osmani García. Y es muy probable que sea más lo segundo.

De todas maneras, Miami sorprende, porque a Osmani lo bajan de la tarima de Univisión, justo argumentando contra él pretextos, de los cuales, Saavedra es un paladín.

Mientras, por otro lado, hoy también, Ninoska Pérez Castellón olvidó una vez más – hasta yo he perdido la cuenta – los días en que CNN la dejó con la palabra en la boca tres veces, tres ocasiones distintas porque, “la Dama de Hierro”, as always, as today, habló catibia.

Ninoska, digan lo que Ustedes quieran, es una empresaria. Encontró un filón dorado, un target de audiencia, y hacía él ha desarrollado su estrategia de comunicación. Radio no hace, y sinceramente, si no aprendió la ética y la imparcialidad en el periodismo, a estas alturas, a punto de colgar los guantes,  muchísimo menos lo aprenderá.

Ninoska morirá, evidentemente, tal y como lo haremos todos algún día, sin siquiera darse cuenta que ella no hace radio.

Más por tradición que por pegada, su discurso prehístórico, anquilosado, aliado a los colirios y al derroche y unido a los delirios del trasnoche – algunos parafrasean a Sabina, yo a Arjona – no parece haber llegado a ningún lado.

Estamos, en el 2017 Ninoska, please, upgrade.

Hoy, – decía yo -, Ninoska, cual cerrajero de Home Depot pidió a viva voz – y ella sabe bien que menos gente cada día le hace caso y la oye – que le quitaran la llave de la ciudad de Miami a los chicos de Gente de Zona. ¿Motivos? Alexander y Randy “dejaron subir a la tarima” a bailar, al nieto y guardaespaldas del gobernante cubano Raúl Castro: Raúl Guillermo Rodríguez Castro.

Yo no sé si Ninoska tiene la llave de la ciudad de Miami, o si va a seguir pidiéndola para que se la den, o pidiéndo que le quiten la que le dieron a Gente de Zona.

A decir verdad no me interesa; pero en todo caso, si ella va a relacionar culpables de tercera generación, mejor se la quitamos a ella, hija, o a su familia, -incluyamos, claro, a SU SUEGRO, “el inocente Martín Pérez” –, porque si “El Cangrejo” subió a bailar a la tarima con Gente de Zona hace poco, lo hizo 50 y tantos años después que la familia de Ninoska saliera echando un patín de Cuba.

Ellos, sí, ellos, cuando tuvieron la oportunidad de hacer un cambio para los que venían luego, la desperdiciaron y “cogieron las de Villadiego.”

No hay que ser muy tonto entonces, para darse cuenta que no han sido, ni fueron los integrantes de Gente de Zona, – ni Nando Pro, ni Jacob Forever ex Gente de Zona- quienes “pusieron” o dejaron a “Los Castro” en el poder.

La responsabilidad “de la llave” no es de ellos, sino de otros, posterior a la Edad Antigua, entre la primera y la segunda mitad del Siglo XX.

 

 

 

Oficialistas, alternativos, imprescindibles, keep playing but not with the monkey

El curioso ejercicio que ha supuesto el último de los textos escritos por Harold Cárdenas Lemas, terminó siendo más que un texto de indudable valor “lamentográfico” o lo que es lo mismo, una crónica más sobre las muchas penas en que vive el periodismo cubano y sus protagonistas indiscutibles, los periodistas, el leit motiv ideal para que dadas las circunstancias obvias de la filiación, algunos de los discurrentes posteriores dijera, lo que quisiera y pudo, y diera like o I love it, a lo que no me hace daño.

Resulta hasta jocoso, que los excelentes párrafos que se largó Elaine Díaz, gestora de Periodismo de Barrio pasaran, por el muro de las lamentaciones, perdón, el muro de Harold, con apenas una minúscula gloria siendo un excelente ejercicio de introspección y análisis periodístico. Los “oficialistas”- perdón si les llamo así -, si lo vieron, se hicieron los de la vista gorda; sus muestras de apoyo sin embargo, cayeron y en buen número detrás de la nimiedad sentida ya ni recuerdo de quien.

Si no lo recuerdo, perdónenme, es por intrascendente quizás.

Simpático es, además, que en la paternidad asumida como mía-tuya acerca de lo expresado por Harold hayan llegado a apoyarle,  y lamentarse después – tal vez – algunos de los que en reiteradas ocasiones han tenido “al mono” delante, y le hayan dejado seguir su camino con la banana en la mano.

Mi idea, voy a aclararlo en este punto, salta desde la cómoda distancia que proporciona el exilio sí, pero eso no me da ventajas.

Si yo trabajo en el ICRT, en Granma, en Juventud Rebelde, o en Cubadebate y fuera sincero conmigo mismo, y tuviera una y otra vez la posibilidad de alzar mi mano y reclamarle “al mismo dueño de los caballitos” el derecho que me asiste a hacer mi trabajo periodístico de la manera en que dictan los libros, perdón, ¿qué hago yo, después, expresándole mis cuitas a Pelayo, Yailín, o Randy Alonso? ¿No sería más cómodo e ideal, sentarme a la sombra “del árbol” y descargar la verdad descarnada y sincera? ¿No resulta mejor documentar más que hechos y nombres, la raíz del problema? ¿No  nos sentimos preparados para enfrentar el problema sin temor a que nos juzguen de disidentes o contrarrevolucionarios?

La idea, que subyace detrás de la docilidad es obvia: hay mucho(s) (MB) que perder o mucho miedo.

Mientras, en el camino, vamos dejando a los Maykel y a los Pantoja. Yo no los conozco. No son amigos míos.

Por ello vemos, y seguiremos viendo, a “los imprescindibles” discurrir entre las ramas, irse a su muro de Facebook y resaltar lo-que-de-sobra-todos-saben o darle likes al post que no me hace daño.

O esperar que Pelayo cierre la puerta de su oficina, Yailin se vaya al peluquero, o Randy vaya a echar gasolina,porque claro, ¡ellos son los responsables! Ellos “inventaron la rueda” o “la moledora de carne”

You can keep playing, of course, but not with the money.

A estas alturas resalta – y sin censuras – mi idea: siga viajando en el avión con el presidente; siga transmitiendo en vivo desde el Palacio de las Convenciones; viaje en delegaciones oficiales y tenga a mano no a Silvio, sino a la guitarra y el mismísimo pentagrama.

Después, o mientras (como Usted desee) hágase el de la vista gorda.

Todo lo demás, es pendejería pura.

pd: no olviden darle Like a este post (si desean)

pd2: Este post “no es contra Harold”

Omar Canedo

Pablo Avila, Eduardo Bover y el camión – cohete de Dayani Lozano

Como si no bastase ver tantos cubanos sin esperanza de vida y de nada ahí, justo frente al Puente Internacional nro.1 en Nuevo Laredo, México, como si no hubiese que preocuparse por tantos otros en el puente fronterizo de Reynosa; como si no viésemos cientos de ellos en Tapachula, escuchado de otros en Costa Rica, y muchos más en Panamá, y otros – aún – cruzando por la Selva del Darién… si no hubiesen tantas cosas por hacer, sí hacer…

En fin, a estas alturas muchos saben ya que desde hace días una “campaña” nacida en las redes sociales, “se ahogó”, casi desde su mismo nacimiento. Hablo del gesto protagonizado por un grupo que hace llamarse SOS Cubanos, que fue la primera voz que se levantó reclamando y gestando una ayuda para todos esos cubanos varados, desperdigados y con deseos de llegar a tierra norteamericana, que mencionaba renglones arriba.

Si la propia organizadora de la idea, la cantante cubana Dayani Lozano y su esposo Ciro Benemelis no supieron calcular que la recolecta de ayuda para esos cubanos pasaría de una simple camioneta, y que su ejemplo movilizaría a cientos, y cientos de cubanos, en ciudades como Phoenix en Arizona, Las Vegas en Nevada, y Houston, en Texas por solo mencionar tres ciudades, mucho menos pudo aquilatar ella “el peso” de lo que vendría después.

Vídeo de recogida en el Tropical Park

Todo comenzó con la llegada de Pablo Avila, un carismático camionero con un corazón bien plantado en el medio del pecho quien, peccata minuta, durante el Clásico Mundial de Beisbol en el 2006 le dio por retratarse con la delegación deportiva cubana que muy honrosamente ganó el 2do lugar. Entre los “personajes” con los cuales se retrató “Pablito” estaban el hijo predilecto del ex fallecido gobernante cubano Fidel Castro, y José Ramón “El Gallego” Fernández.

Ese día, Pablo, se retrató tambíén con Orestes Kindelán y muchos días antes, o muchos días después, en otro lugar y otros eventos se retrató con Willy Chirino, Oscar de León, Gloria Stefan, William Clinton, Hillary Clinton, Gente de Zona, Chino – sin Nacho –  ad infinitum. En fin, que “el hobby de Pablo” es retratarse con cuanto famoso se encuentra en el camino, sin entrar a valorar si es congo o carabalí.

Pablo, en este punto es necesario decirlo, patrocina con su bolsillo un team, el cual lleva su apellido, y cuya tarea es apoyar a los niños que están enfermos de cáncer en Cuba.

Justo por esas fotos con Tony y El Gallego, y no por otras, varias personas llamaron y lo acusaron de comunista, instantes después de que Pablo, en el más altruista de los gestos, se apareciera en el Tropical Park para ofrecerse a transportar lo que había estado recogiendo, ya sin saber dónde meter tantas cosas, Dayani y el grupo de SOS.

La filia, “provocó álgidos tonos” del otro lado de la línea, y para evitar un conflicto mayor, el vínculo oral establecido horas antes entre Pablo y el Grupo SOS, quedó disuelto.

Pablo, decidido a hacer algo, se largó hacia Nuevo Laredo recogiendo ayuda en West Palm Beach, Orlando, por toda la I75 y por toda la 10 West, hasta que llenó su camión, y llegó a su destino. Mientras, en Miami, quedaba SOS recogiendo, no solo ropa y comida, sino también dinero, principalmente a través de una cuenta creada en Gofundme; pero ya le habían propinado el primer recto a las costillas.

Entonces se desató el pandemonium. Nadie calculó que, mientras Pablo iba en movimiento hacia N.Laredo en un camión pequeño, en Miami se continuaba recogiendo ayuda e intentando asegurar la logística para el traslado de la mercancía, y que ni siquiera se trataba de Nuevo Laredo, pues también había otros cubanos en otros puntos fronterizos (ya mencionados al inicio) y que también estaban necesitados de “una mano.”

El resultado de la demora, provocó un pensamiento vil, otro más, en muchos que probablemente ni conozcan la distancia que existe entre Miami y Nuevo Laredo; otros, molestos por el “desplante” dado a Avila, y muchos más porque creen que las cosas se logran cosiendo y cantando.En un 2×3. O como hacía el mago Jotavich: arrancándose un pelo de la barba. Entonces la campaña de descrédito contra SOS Cubans tomó fuerza.

Entre esos comentaristas lascivos, resalta uno que en cada post de Dayani, “enganchó” una foto donde se lee: “Todo por la Revolución“, y su comentario encabezándola… “Les faltó esta foto”. Este es seguramente uno de esos cubanos que le gusta desunir, más que unir; de los que hablan, y no hacen ni organizan nada, y todavía no ha podido sacarse la Revolución y su trauma de adentro.

Al Grupo SOS lo acusaron – a sus miembros aún los acusan – de querer quedarse con la mercancía, de querer quedarse con el dinero, y toda la andanada de improperios se dirigen en esa dirección. Entonces, propinaron el segundo golpe: acusaron en Gofundme directamente, que la campaña de SOS de recaudar dinero para los cubanos varados en la frontera mexicana, a través de esa plataforma era espuria. ¿Resultado? Los 7000 y tantos miles de dólares que serían destinados a ayudar a nuestros hermanos varados, están congelados, “bajo investigación.”

Paralelo a esto, salía el camión desde Miami para Nuevo Laredo.

Una vez allí, los camioneros guardaron la mercancía en un storage, porque las autoridades aduanales no han dejado cruzar un solo camión (ni el de Pablo, ni el que trajo desde Arizona Ronal Delgado, ni el que vino de Las Vegas con el Cheff Sergio Ferrer) y grabaron un video anunciando la llegada “al lugar”.

Llegada del camión de Miami a N.Laredo, pero al lado norteamericano de la frontera

No pararon las ofensas. Entre ellas, que eso era un storage en el Doral, que eso era en el parqueo de la casa de uno de ellos…

Dayani había prometido hacer llegar como fuera ayuda a Tapachula, pero el camión siquiera pudo pasar el puente de N.Laredo. Así y todo, hace llegar a un grupo de cubanos pequeño que estaba en ese pueblo en la provincia de Chiapas, justo en la frontera con Guatemala, o sea, al otro lado de México, un dinero de su bolsillo – recordemos que la cuenta de Gofundme está bloqueada – y con eso les asegura una “comida caliente” por ese instante y quizás par de días más.

Fotos de los cubanos en Tapachula “comiendo caliente”

Es entonces, justo ahí, cuando sale a escena Eduardo Bover, otro camionero que “intuyó”, o como mismo me dijo via chat después, “se desprende de lo que dijo Dayani”, que esa comida caliente había llegado en el camión de Miami, y que este, no estaba en N. Laredo como muy bien había quedado documentado, sino que estaba ya en Tapachula. O sea, que había atravesado México, no como camión, sino como un cohete por todo el territorio azteca, burlando retenes de carretera, sin dormir el chofer, sin comer, sin hacer pipi y el camión rodando sin petróleo.

Eduardo hace un Facebook Life, le pone un título rimbombante como “para que cese el abuso con mis hermanos cubanos (o algo de eso)” y cual caudillo regionalista o cacique, o como bien diría Martí, sietemesino o “aldeano vanidoso que cree que el mundo entero es su aldea” contacta a una joven, de nombre Dayana a la cual le pregunta “¿dónde está el camión de Dayani?”

Dayana dice que no sabe, que ahí donde ella está, no ha llegado nada, y entonces, una vez más Dayani Lozano, y el Grupo SOS Cubanos, comienzan a recibir improperios, entre ellos – y este es uno de los más ligeros – acusándolos de mentirosos y estafadores. Bover, por su parte, los acusa de lucrar con el dolor de los cubanos. La campaña, evidentemente, es desacreditada más aún. Y Tapachula, al parecer, es un CDR y no toda una ciudad.

Facebook Life, hecho por Eduardo Bover, en el cual insinúa que el camión de Miami, o sea, el camión de Dayani Lozano “se perdió”

¿Ignorancia? ¿Mala praxis?

En parte puedo comprender que dada la historia que a todos nos ha tocado vivir, y desde donde vinimos, y donde vivimos muchos, que hasta por sonreir debemos pagar taxes, uno pueda creer que lo quieran joder a cada rato, y viva la mayor parte del tiempo a la defensiva.

Pero no se puede juzgar a la ligera. No se puede actuar por impulsos, sin organizar bien las cosas. Precisamente, sobre ese punto giró mi conversación hace dos días con Eduardo Bover.

Tuve que hablarle de la guerra del 68, del caudillismo, del regionalismo. Tuve que decirle que por eso José Martí era tan grande; porque cuando nadie apostaba por un kilo prieto, y nadie creía posible la unión entre todos los cubanos, Martí logró lo que parecía imposible, y ya en el 95 teníamos otra guerra.

Eduardo dijo que “queremos trabajar unidos, como hermanos”. Reconoció su error y dijo que eliminaría el vídeo al que hice referencia, pero no hizo.

Seguramente Eduardo actuó con mucho dolor en su alma, pero sin fundamentos; “leyó apurado”, intuyó erroneamente algo, y entró – desgraciadamente – en eso que desde hace rato nos tiene hecho polvo de desierto a los cubanos: la tiradera.

Lo peor, es que todas las personas que le siguen en Facebook, se convirtieron en actores físicos de una campaña que ahora, si bien preocupa a los del Grupo SOS Cubanos, tiene atados de pies y manos y con menos recursos, a los cubanos a los cuales se les quería hacer llegar una ayuda.

Una campaña que surgió y se sustentó con el dinero de nosotros, clase media o clase pobre. Que yo sepa, ningún rico, ningún famoso, aportó un dólar, ni creo que lo aporte (al menos públicamente)

Siquiera, han aparecido en la TV o en las redes sociales implorando misericordia para “su gente”. Ellos, los de más recursos, son los que mas ciegos han querido estar, y lamentablemente ya las elecciones finalizaron en noviembre. Si esta situación se hubiese dado en pleno período electoral, no duden que viéramos a cada rato a Marco Rubio, Carlo Curbelo, Mario Diaz-Balart,  y otro muchos prometiendo, jurando y perjurando que “se trabaja intensamente en lograr que nuestros hermanos cubanos que están atrapados en la frontera, ingresen a territorio norteaméricano”. Porque la gente se acuerda de Santa Bárbara cuando truena, o cuando necesitan el voto ciudadano.

Duele ver a nuestros hermanos en las condiciones que están. Todos, con poco o ya sin nada; implorando ayuda a unos políticos que lo que desean precisamente es que no entren. Escuchando “voces”, “rumores”, lidiando con estafadores, falsos oficiales de inmigración, falsos abogados; madres escuchando a sus hijos llorar porque tienen hambre.

Fuera peor, de no haber sido por Pablo, o por Ronal o por Sergio que viven ahí, a un pasito adentro; fuera terrible si no fuera por decenas de mexicanos que solidariamente y antes de que llegara el primer pomo de agua enviado por nosotros, ya les estaban dando comida.

Mexicanos, esos que en las redes sociales muchos cubanos llaman indios, y otros  dicen, como una vez dijo aquel, “no los queremos, no los necesitamos” y ahora reconceptualizó otro idiota y agregó la frase: “¡váyanse ratas!”

Mientras, sigamos hablando, entorpeciendo, calumniando. Seguramente si hicieramos más y habláramos menos, la situación fuera otra; mucho más provechosa y llevadera para esos cientos de cubanos que hoy, no saben que les deparará el mañana.

Siro Cuartel

La “ofensa” de Ravsberg, o el llamado a investigar el techo de vidrio de algunos que le atacan

Resulta curioso, aunque no debe extrañarle a nadie que suceda, que “ciber guerreros con ganas de ser periodistas o de decir algo” pero no saben decirlo bien, agrupados casi siempre en esa caterva de blogs que a veces pichean una buena, y otras cuatro la tiran contra el piso, y que “pasan” por periodistas o literatos, se hayan lanzado en homogéneo contubernio a la yugular del periodista uruguayo cubano Fernando Ravsberg, porque este utilizó en un post, en su blog Cartas de Cuba, una imagen de una jicotea en cuyo lomo se dibujaba el triangulo rojo con la estrella solitaria, y la tortuga dejaba en su rastro, las franjas azules y blancas; sí, “la bandera”, una imagen utilizada para intentar ejemplificar “la lentitud” con la cual avanza Cuba en sus reformas económicas.

Y digo que es curioso, porque cuando las mulatas bailarinas fueron a recibir a los visitantes americanos que llegaron en el Crucero Adonia, y se vistieron – ellas, las bailarinas – con la bandera nacional, dejando afuera casi todo, con las “polainas” casi arrastrando el suelo (sí, nuestra bandera arrastrando el suelo), todo ello “amparado” por el Ministerio de Cultura y el de Turismo, excepto la Dra. Graziella Pogolotti, y el inmenso Desiderio Navarro, NADIE DIJO NADA. Curioso es además que ahora, utilicen esos ejemplos – el escrito de la Pogolotti y el de Desiderio – para decir que no escribieron ellos porque “salió en la prensa algo sobre el hecho”, pero ahora ninguno ha tenido reparos en decir o escribir tal o más cual cosa, con respecto a “la tortuga de Ravsberg.”

También es curioso, que uno de los que salió ahora, adarga al brazo “a pinchar” al uruguayo, sea un personaje que en el año 1998, 1999 o el 2000 )no puedo precisar bien la fecha),  disfrutaba gracias a algún contacto que tenía en el Grupo Cubanacán al más alto nivel, de algún que otro fin de semana en un hotel de esa cadena hotelera, tomando “Whisky del bueno” y comiendo, él, su esposa y sus dos hijos, todo “por cuenta de la casa” sentaditos a la orilla de la piscina de la instalación. Así, cualquiera es revolucionario y critica a Ravsberg.

Curioso es además,  que en meses pasados, también saltara al cuello de Ravsberg, una de las históricas guerreras ideológicas de la UPEC que durante un buen tiempo hizo mancuerna con Luis Sexto y Aixa Hevia, y que lo hiciera, ahora, desde el otro lado del charco, a 90 millas, lugar al cual llegó – según mis fuentes de muy alto crédito – pidiendo Asilo Político, y ya anda en trámites de residencia para, cuando le llegue esta, empezar el proceso de la repatriación.

¡Qué lindo todo!

Curioso es además que nadie, haya decidido investigar la denuncia aparecida en un blog llamado Teo Peleira, el cual, al parecer surgió para hacerle contraparte al chavacanísimo blog de Teo Pereira (a este no le pongo link, porque no me da la gana) y en el cual una fuente “interna” de la Asociación Hermanos Saiz, denunciaba y con muy buena pinta de ser cierto, por cuanto acompañaba su texto con fotos y todos, que nuestro paladín de la ciberguerra de izquierda y mal cruzador de calles, Iroel Sánchez, robó, estafó, desvió, o mal utilizó toneladas de papel, mientras estuvo al frente del Instituto del Libro, en complicidad con su chofer.

Aquí les pongo un breve fragmento que ilustra muy bien de qué estamos hablando:

“(…) a los pocos meses fue Esteban Lazo a Matanzas y se reunió con varios factores de Cultura y estaba Alpízar (director del Libro) y Zaldívar (director de la Edit Matanzas), y Zaldívar removió la mierda de que a él no le llegaban los insumos de la Editorial y que Iroel no firmaba el traslado del inmueble a otro local mejor, y saltó Alpízar y se jodió aquello.

Lazo bufeaba y por poco se come vivo a Iroel.

Cuando eso llegó a La Habana ahí mismo se cagó la perra, porque Abel Prieto ya lo venía cazando y ahí mismo le dio el palo. Además, la policía económica estaba cazando a Iroel hacía rato, la secretaria de él era la informante.

Bueno, hubo tremendo explote en el ICL. Iroel se salvó por Ubieta y por Morlote, que sacaron la cara por él. Nadie sabe cómo no fue preso, ni juicio administrativo, nada. Sólo desapareció un tiempo.”

Es curioso también que en esos días, Iroel estaba muy activo, y luego de salir al aire esa “historia” estuvo tranquilito, y se dedicó a hablar de otras cosas de más valor y tino, y no a chismes e historietas que era en lo que él mismo había convertido “La Pupila Insomne”

Curiosamente, a pesar de que ahi se argumentaba – o al menos se hacía referencia – que hubo una bronca inmensa, entre Abel Prieto e Iroel Sánchez, pues este intentaba “hacer la cama solapadamente a Abelito” esta retumbó en todo el edificio, y terminó con la destitución de Iroel al frente del Instituto del Libro.

¿Por qué los miembros de “la vanguardia pseudo-periodística-bloguerística-de-izquierda” no le hicieron swing a la recta a las costillas lanzada por Teo Peleira? ¿Creen que esta historia es falsa? ¿Por qué no la investigan?

¿Investigarán quién es esa “atrincherada e histórica luchadora de la UPEC” que pidió Asilo Político en los EE.UU – entiéndase que para justificar una petición de Asilo debe justificarse el miedo a regresar a su país de origen por sus creencias religiosas, credo, raza… – y que desde un cómodo sofá espera su Green Card?

¿Investigarán quién es ese condotiero que ahora intenta parecer impoluto, y que en el pasado, mentras miles de cubanos se rompían el lomo en la zafra o en la construcción y no podían pasarse un fin de semana en una instalación turística él, sí lo hacía rigurosamente una vez cada mes, cada domingo?

Mientras, en la cruzada veremos chapuzas como “un comentarista” haciéndose pasar por Ravsberg en el blog de El Toque, y hablando “cosas peligrosas” y un artículo escrito por Marco Velázquez Cristo que es, como diría el poeta Yusuam Palacios, “más de lo mismo”.

En fin, si van a tirar tiren… pero ojo, que el cuartico de al lado suele alquilarse.

Alexei Samper

Alter Ego, Ego y Hayla María Mompié.

Antes que todo, vamos a situar las cosas en contexto, lo cual debe ser una premisa fundamental cada vez que uno intenta analizar un “show de televisión”, donde existe “tela por donde cortar”.

Lo primero sería criticar esta “manía” existente de catalogar como “incendio en las redes sociales” 40 likes, y 20 comentarios en un post de Facebook. Peor es cuando no existe tal post, y todo parte de un mensaje entre el destinatario y el receptor, lo cual será una llamarada consumida entre ellos, pero apenas una vela en un cuarto oscuro con la puerta cerrada.

Poco, o ningún favor se hizo el programa “Arrebatados” el otro día, al catalogar como “incendio en las redes sociales” el mensaje enviado por Hayla Mompié a Lenia Díaz del cual, excepto ellas dos, un par de amigas por bando, y los que trabajarían ese día en el programa, nadie sabía ni “pitoche”. Ni siquiera lo sabía Enrisco, que ya es mucho decir.

Partiendo del entuerto, que bien pudiera catalogarse como mentira, lo que vendría detrás era predecible. Por suerte, también ha sido emblemático; pero del mal periodismo y de “la mala leche.”

Lenia dice que “Hayla le dio de comer cuando ella llegó a Miami“, que “hay que ser agradecida” pero no son amigas en Facebook. ¿Ella nunca le pidió amistad? ¿Hayla se la negó? ¿Y si Hayla ya tiene los 5000 amigos y no puede aceptar a nadie más?

Además, ella (Lenia) desconocía que Hayla ¿estuviese tan vinculada con el régimen? (2 cantatas y un “te amo, Comandante” no le garantizan siquiera un pase al Comité Central del Partido) y que – atención – “eso a ella no le interesa. “

Dice además que “ella pone en su muro de Facebook lo que ella desea, porque para eso ella vive en un país de libertad” (¡bien dicho, muchachita!) pero pasa por alto inteligentemente un detalle o varios.

lenia
Lenia Díaz, dice que Hayla la ofendió pero ella compartió un meme dónde se burlaban de Hayla. Web Capture

Uno, al ella poner en su muro de Facebook una foto de Hayla en la Plaza de la Revolución y decir “TAN DESCARADA“, echa por tierra el plato de comida que le dio Hayla; dos, “sí le importa lo que Hayla dijo”; tres “no respeta el criterio de Hayla”; y cuatro, la ofende (al decirle descarada).

Y cinco… Lenia se justifica y dice que “ella solo compartió un meme”, que “el meme lo habían compartido muchas personas”, como si “compartir lo que todos comparten” te exime de culpa (en caso de que lo compartido fuera una injusticia) ¿Qué era el meme? Una “caricatura” que comparaba a Hayla María Mompié con una oveja negra.

¿Lo peor de todo? Es que Lenia es una mujer, burlándose de otra mujer.

(Lenia, cualquier duda en este tema de “género” si quieres te recomiendo par de especialistas que pueden explicarte esto de la A a la Z)

Lenia legitima la burla contra una mujer a la cual comparan con un animal. Y si Hayla no hubiese acudido a la plaza y hubiese hablado maravillas de Fidel, y hubiese visto a Lenia en “Arrebatados” esa tarde, hablando sobre cualquier otra cosa con el pelado que tenía, y la hubiese comparado con un plumero, o un trapeador, entonces tal vez Lenia hubiese reaccionado a la inversa.

Entonces viene la parte sublime del programa, cuando Nelson Rubio la interrumpe, y en menos de un minuto dice 5 ó 6 disparates; que si malo es interrumpir a otro cuando habla, si “la interrupción” es un desastre, el daño es más grave. ¿O no?

  1. Dice que Hayla ofendió a Lenia (es cierto que el mensaje de Hayla está fuerte y ofensivo pero, querido Nelson, es una reacción natural a la ofensa hecha por Lenia a Hayla)
  2. Desacredita a Hayla como cantante, cuando toda Cuba sabe que Hayla es -junto a Yvette Cepeda y Tania Pantoja- una de las tres mejores voces de Cuba actualmente (discutible si sumamos a Argelia Fragoso, Haydée Milanés…); pero de que es una excelente cantante lo es, y Nelson Rubio no es crítico musical, ni tiene argumentos para decir que Hayla “no va a llegar a ninguna parte”. Discutible: Hayla, como cantante ha llegado y llegará más lejos que Nelson Rubio como periodista.
  3. Llama “ñángaras” a los artistas cubanos que vienen a Miami a cantar en los Miccosukee. En Latinoamérica este vocablo, “ñángara” es usado para llamar despectivamente “a los iquierdosos y comunistas.” O sea, ofende “a todos”, no solo a quienes le cantaron en un cumpleaños a Fidel, o interpretaron un tema para los CRD, no: en el potaje mete a Yakarta, Jacob Forever, y muchos otros artistas que se presentan en los Miccosukee y de política no hablan ni esta J.
  4. Dice que el concierto de Alexander Abreu se lo cancelaron (lo dice con orgullo), y es falso. Alexander no se presentó en The Place por un problema con las visas.
  5. Habla de “Havana Abierta” cuando es Habana de Primera.
nelson
Nelson Rubio, un periodista completamente parcial; en un minuto dijo 5 barrabasadas. Web capture

El caso de Nelson Rubio es un caso interesante e ilustrativo. Se trata de una persona con bastante cultura general-integral, pero que desde hace años se ha montado en el caballo del extremismo, y si ahora el Centro de Biotecnología cubana descubriera una vacuna 100% eficaz contra el SIDA, capaz de eliminar el flagelo de la noche a la mañana, Nelson Rubio seguramente preferiría “obviar el tema” y hablar de los Hospitales en Cuba que no tienen persianas, que el salario de los médicos es una basura, etc, etc y etc.

El punto es el siguiente: Nelson Rubio es un periodista completamente parcializado.

Probablemente ni con argumentos contundentes, usted logre hacerle comprender que “comparar a Hayla con un animal” es una ofensa de género. En ese tema él es un neófito, pero así Ud. tenga 10 Masters en el tema, Nelson nunca – en público mucho menos, y muchisísisisimo menos en plena TV – le dará la razón. Nelson, rápidamente y de manera hábil, torcerá el rumbo de la vela para “sostener el personaje que se ha creado”.

Nelson, entiéndase así la analogía, es capaz de continuar hablando repetidamente de las manchas del Sol, aunque esté sobreviviendo gracias al calor de este desde que nació hace casi 45 años.

Manual para artistas cubanos o cómo lidiar con la prensa en Miami

tony-avila

Recientemente, numerosos artistas cubanos como Gente de Zona, Leoni Torres, Jacob Forever, El Taiger, El Chacal y otros, han firmado contratos con compañías discográficas internacionales. Tales sucesos confirman, una vez más, que Cuba es exportador nato de talentos musicales y de música, hacia el mundo entero.

Como ha podido apreciarse, durante el transcurso de los años, cada vez que algún artista cubano ha pisado tierra miamense, la prensa de esta ciudad y la mayoría de los periodistas, ha utilizado el tema político como leit motiv en cada entrevista, dejando al descubierto su verdadera intención y -en un gran por ciento de los casos- provocándoles molestias evidentes a los entrevistados. Los artistas Cubanos que salen al extranjero no saben cómo lidiar con la libertad de expresión, pues en Cuba esta no existe, y se ven en situaciones penosas por no saber lidiar con este fenómeno que para ellos es totalmente desconocido.

Es con el objetivo de preparar a estos artistas para futuras declaraciones ante la prensa miamense que se ha elaborado este Manual de Consejos. Es una vergüenza para cualquier buen cubano que se deje en tan mal lugar a nuestros artistas.

Consejo #1

Usted no está obligado a ofrecer declaraciones. En una situación hipotética, que se encuentren esperándolo en el aeropuerto, usted puede perfectamente argumentar que no quiere decir nada, o que está afónico, o que tiene una gripe de tres pares y eludir cualquier micrófono. De la gente que yo he visto van al aeropuerto a entrevistar artistas cubanos, a la única que yo – hasta ahora – le contestaría alguna pregunta es a Maylín Legañoa de Telemundo 51. Si no es Maylín la que se le acerca, siga de largo.

Consejo #2

Usted siempre puede contrarrestar cualquier pregunta con una pregunta. Y luego con otra o, incluso, acudir al sarcasmo.

Por ejemplo, si a usted le preguntan: “¿Qué cree de la muerte de Fidel Castro?”

Usted puede contestar:

a) ¿Y qué crees tú? Si la entrevistadora le dice: “Aquí la que hace las preguntas soy yo”, Usted puede contestarle: ¿Y quién te dijo a ti que yo no te puedo preguntar? Y a partir de ahí desarrollar su estrategia de riposta siempre con una pregunta. Tenga presente que ese tipo de preguntas a usted puede incomodarle, por tanto, no sea noble ni intente ser noble; contraataque con una pregunta incómoda usted también.

b) Ya está enterrado.

c) ¿En qué año y en qué fecha nació Fidel? Seguramente la (el) que se lo pregunte no sepa esto. Así que cuando le digan: “No sé”, usted puede ripostar: “¿Y así tú te atreves a hacerme una pregunta sobre Fidel a mí, y no sabes ni en que año nació?” Si se sabe esa, pregúntele otra, por ejemplo: ¿qué día fue el combate de Alegría de Pío? O el del Uvero… aunque usted no se sepa la respuesta, haga la pregunta, ellos tampoco se saben la respuesta seguramente. Posiblemente el 90% de ellos no sepa ni que día los japoneses atacaron Pearl Harbor y viven en los Estados Unidos.

d) “No te escucho, no te escucho, no entiendo tu pregunta, ¿sabes quién soy? ¿sabes a qué me dedico?” Y si lo sabes ¿para qué me haces una pregunta tan tonta y prejuiciosa?

Pueden ser otras respuestas y otras preguntas las que puede usted utilizar en un momento así.

Consejo #3

Sea agresivo. Por ejemplo, puede decirle directamente a su entrevistador(a):

a) ¿Vienes a coger rating a costilla mia con pregunticas políticas?

b) ¿En qué manual de periodismo te enseñaron a ti que es “profesional” intentar incomodarme?

c) ¿Y quién eres tú que no te conozco? O ¿Y quién eres tú que quieres yo te conteste eso?

Consejo #4

La mayoría de los periodistas entrevistadores de la ciudad de Miami son personas que mientras ejercieron la profesión en Cuba, no criticaron ni la mala coción de los alimentos en un comedor obrero.

Por ejemplo, Rolando Nápoles, vivía detrás de Fidel pidiéndole alguna “reflexión” y diciéndole “Comandante, Comandante…”.

Por tanto, no tenga miedo. Cualquiera de ellos que venga a hacerse el “político” con usted, dispárele sin miedo. Ninguno fue luchador anticastrista en Cuba, ni dijo “la croqueta estaba fría” mientras trabajó allá, y otras son apenas un “pretty face” en la TV, con el cerebro vacío.

Mario Vallejo era un pálido presentador de musicales en la TV, segundón de Carlos Otero, quien por cierto, jamás criticó nada cuando tuvo las cámaras y los micrófonos e incluso, mientras trabajaba en programas en vivo.

Yusnaby Pérez, un fotógrafo que jamás ha ido al Downtown de Miami a fotografiar a los homeless y – esto es chisme – su nivel cultural general integral es bajo. Conoce poco de la historia de Cuba y la vez que se enfrentó a Yadira Escobar, no supo ni responderle una pregunta. Hablando de Yadira Escobar: no le conceda entrevistas a Yadira, porque solo sabe y solo le gusta hablar de política.

Tenga presente que ninguno en Cuba salió para la calle a protestar con un cuchillo de mesa en la mano, y jamás irán a Cuba con un fusil a treparse siquiera en la Montaña Rusa del Coney Island. Tampoco le mandarán dinero a Cuba ni pa´ una recarga si a Usted lo joden en Cuba a su regreso, por lo que dijo aquí en Miami.

Consejo #5

Los periodistas extranjeros que se dicen “conocedores de la realidad cubana” solo conocen la realidad cubana que han visto por postalitas, o por los cuentos que le han hecho. Absolutamente todos, están perdidos en el mapa, y se preparan, como María Elvira por ejemplo (diez minutos antes de empezar el show). Su modus vivendi y status quo no les permite estar “encima de la bola”, y solo se guían por lo que, por “interno”, les dice su productor, que excepto 1 o 2 ejemplos puntuales, no saben ni dónde están parados. Así que no tenga miedo, que puede ripostarle de cualquier manera a ellos, porque seguramente no saben ni por donde pasa el P1.

Consejo #6

Está estadísticamente demostrado que los cubanos que ven la TV Hispana de Miami, es un grupo demográfico que si acaso, asiste al Cabaret Hoy como Ayer. Si Usted es un reggaetonero, un trovador, un intérprete de Pop, un cantante que tiene una carrera musical entre los 10 y 20 años, no crea que por presentarse en la TV va a “ganar público”. Aquí en Miami, quienes van a verle son quienes le conocen desde Cuba, o quienes son aconsejados por un amigo.

El estudio dice que de cada 100 personas que ven a un artista cubano presentarse en la TV para promocionar su concierto, solo asisten a él 3 ó 4 personas. Los jóvenes que son los que tienen tiempo y energía para ello, viven en las redes sociales. Las redes sociales, funcionan mejor, y llegan a más personas. Estamos en el Siglo XXI. Ya no se necesita de la TV, del Radio y del periódico de manera exclusiva para promocionar algo. Mejor hágase 4 ó 5 Facebook Life al día que tendrá mejores resultados. Pregúntele si no, a Gente de Zona y Jacob Forever.

Consejo #7

No vaya al programa Arrebatados. Eso es una cuartería, y es un programa sucio, jugando al Good Cop Bad Cop. Le puede pasar como le hicieron al trovador Tony Ávila, que supuestamente iba a hablar de su música, y le hicieron una jugarreta y lo acusaron injustamente, y sin pruebas, de ser un golpeador de las Damas de Blanco.

Entre resentidos, anticastristas, y hasta ex-comecandelas de la Universidad, que nunca criticaron un matutino en la escalinata del Alma Mater, Usted no logrará siquiera que un televidente que vea Arrebatados vaya a su concierto, y evidentemente, de lo menos que hablará ahí será de música.

Consejo #8

Tenga presente que si quieren joderlo, usted puede joder también. Ninguno de los presentadores, locutores, animadores, etc y etc de la televisión en Miami, puede – fíjese que digo, PUEDE y no quiere – criticar siquiera a Carlos Curbelo y a Marco Rubio, a pesar de que estos no saben hacer otra cosa que proponer leyes pa´ joder a los cubanos.

Tampoco critican a los políticos de esta ciudad de Miami que, como Mario Díaz Balart por ejemplo – y además de los otros dos ya mencionados – solo saben vivir del cuento y a costilla del dolor y la división en el exilio. Por tanto, si ninguno de ellos siquiera PUEDE ni tiene HUEVOS para criticar los políticos cubano americanos, ¿por qué van a querer que usted critique al presidente de su país, o hable mal de los cubanos? Dígaselo sin miedo, a la cara, o mejor dicho, a “la careta”. Si tiene que ser fuerte, séalo. Ninguno va a hacer nada, porque nunca hicieron nada ni allá que las leyes son un relajo, menos harán aquí que las leyes son más severas y si los botan, se las van a ver negras pa pagar los billes. 

Consejo #9

En la ciudad de Miami NO EXISTE LA IMPARCIALIDAD PERIODÍSTICA. Cada uno de los que habla en la TV, cuando entrevista y aborda “la política”, responde a los intereses del dueño del canal, por tanto, siempre actuará del modo adecuado para no perder su trabajo. Y para lograrlo, no dude que si tiene que joderlo a usted lo va a joder; sobre todo, si no le conoce.

Todo está pagado en esta ciudad, querido artista cubano, todo. Nadie quiere a nadie y se acabó el querer como bien dice Van Van. No crea que porque fulano “allá” era mi amigo, “aquí” va a llevarme suave. Prepárese siempre para lo peor y esté atento porque seguramente aunque sea su amigo “le mandarán” a que lo joda.

Tenga siempre presente ese refrán que dice: EL QUE PAGA MANDA. La TV de Miami es como la de Cuba: Tiene dueño, y se dice ahí solo lo que al dueño de la finca le conviene que se diga. Todos los locutores y presentadores quieren ganar rating y para eso ya sabe, se le van a tirar al pescuezo.

Consejo #10

El único programa al cual puede asistir, y al único que usted puede darle una entrevista en la Televisión de Miami, se llama Roberto Rodríguez Tejera. Es el único profesional que existe. Los demás, ni pierda su tiempo en contestarle, porque no tienen los conocimientos, y quien los tiene más o menos, como Oscar Haza, Pedro Sevcec, Juan Manuel Cao y Jaime Bayly están MUY COMPROMETIDOS, como para actuar profesionalmente con Usted.

Consejo #11(Bonus Extra)

Si usted es deportista, hágase la idea que es artista y siga estos diez consejos anteriores.