La bronca de J.M.Cao vs Carlucho.

por Jorge Malleuve

CC

Los televidentes miamenses han vivido este fin de semana un momento verdaderamente sublime, perdurable en los anales de la historia televisiva de esta hermosa ciudad. Comparable quizás al momento – no televisado, claro está – en que Andrés Reinaldo, hace un tiempo atrás, con motivo de la primera visita a Miami de Ivette Cepeda intentara hacerle una encerrona a la genial cantante. “

Ivette no tiene manchas en su historial” le dijeron a Andrés, y este muy molesto, gritó por los pasillos:

  • Busquen coño, busquen. Esa mujer tiene que haber firmado una carta, dicho algo… y si no tiene manchas, se la inventamos.

Ese “algo” era lo que necesitaba Andrés, no para destruirla en la TV, si no para boicotearla a rajatabla en todo Miami, tal como un par de años después se logró  hacer con el trovador Tony Ávila. ¡Qué encerrona la que le hicieron a Tony! Lo invitaron a hablar de sus presentaciones en Miami y al 2do minuto del programa “le sacaron” de debajo de la manga una llamada desde Cuba acusándolo de haber golpeado con una guitarra en la cabeza a una Dama de Blanco. ¡Qué grande eres Maria Laria! ¡Qué inocente y ajena a todo parecías! ¡Que te compre quien no te (los) conozca!

Pero volvamos levemente a Andrés Reinaldo.

Que un Jefe de informativos y Noticias del Canal 41 casi que exija inventar una mentira contra una persona como Ivette, que lo único que hizo toda su vida fue dar clases en una escuela, dice mucho de su “periodismo” y del periodismo que desde entonces y hasta hoy ha caminado por estos pasillos. Por suerte, yo solo soy custodio. Mejor dicho, chofer.

Pues este viernes explotó Cafunga.

 El dizque encontronazo televisivo ocurrido entre Juan Manuel Cao y el humorista Carlucho tiene partes que, para quienes no vivimos dentro de este edificio, pudieran parecer lo más normal del mundo.

Detrás de esa supuesta pugna risueña por el número uno en el rating del Canal, existe ¡por supuesto que sí!, el tiqui-tiqui normal que ocurre en todo centro de trabajo que se respete, especialmente en la televisión. Que si fulano en fañoso, que si a fulana no se le entiende, que si fulano es tarrú, si fulana es tremenda mediocre… así vivimos aquí todos los días.

Cuando Carlucho, quien nunca ha estado muy de acuerdo en que Juan Manuel Cao no se raspara una nalga por los cubanos en Panamá, supo que sacrificaría horas de sueño por ir a presentar un material documental de primera (unos testimonios que él personalmente fue a grabar a Panamá) se puso muy contento. Luego, cuando supo que su participación en el programa iba a ser igual a la de un bateador emergente, por conveniencia de ¿?, ahí mismito comenzó el debate. Claro, eso no se vio en la TV.

Fíjense si no en las palabras de Cao en un inicio cuando dijo: “Que el debate sea con respeto, pero que sea”. Ya estaba calientico el ambiente.

Fíjense si no en la cara de Carlucho durante el mismo inicio del programa. Carlucho no sólo iba a ver escena  en el segundo acto, sino que tendría que presenciar vergonzosamente un acto  primero con el cual él no está mucho de acuerdo: los juicios políticos totalmente parcializados de JM Cao. Esa forma suya de hacer “periodismo” que es lo más absurdo que se pueda ver. Esa manera en que él, Cao, se desbarata al límite de lo ofensivo hablando “linduras” de quienes, al otro día, entre sonrisas, recibe en su set con la mano extendida.

Pero Carlucho no sólo lleva meses intentándose tragar la cicuta porque  JM Cao, no dio un kilo prieto partido por la mitad para ayudar a los cubanos que se estaban jamando un cable en Costa Rica, y ahora en Panamá. En su pecho lleva, Carlucho,  el dolor de saber que ha sido él, y su amigo de Ambar Motors, quien de verdad se ha jodido por los cubanos y “digan” por aquí, por estos pasillos y fuera de él, que lo hizo por ganarse rating.

Le duele mucho a Carlucho, que Cao viniera a última hora a hacerse el dolido, – como dijera el viernes, “reconocido” – y viniese a soltar incluso unas lágrimas, y que haya sido esa imagen , la de J.M. Cao llorando a puro dolor, la que marcara el momento cumbre del comprometimiento entre el Canal41 y los cubanos machucados en Costa Rica. ¿Se acuerdan del spot? ¿Se acuerdan de la cara de culo del alcalde Tomás Regalado? ¡No los querían! ¿Por qué? Porque estos cubanos no vienen huyendo del comunismo, ni vienen a Miami a hablar mal del comunismo. Ni sirven para llevarlos a la TV para que hablen mal del régimen. Estos cubanos son unos cabrones, que vienen, y al año y un día regresan.

Aclaremos algo: Carlucho no es de los que piensa así. Son “los otros”. O muchos de los otros.

Y todo eso se desbordó anoche. El Cao metido en la vida de los demás,  cuando no pone una “chela”; el Cao que no está de acuerdo con que Carlucho se lo tome todo a la ligera; el Carlucho esperando su turno al bate y escuchando como Cao intentaba embarretinar una vez más a un inocente invitado…  ¿Por qué no le guapeó a Francis del Rio? (digo yo)

Por eso, cuando pudo tomar la palabra, Carlucho se ajustó el cinturón y repartió parejo.

Cao no dijo nada. Debe conocer muy bien a Carlucho, y saber cuánto quiere la gente a Carlucho. Los que viven en Miami, los que están en Cuba, los que estaban en Costa Rica, y los que están ahora en Panamá. Contra eso no se puede. A él lo quieren cada día menos. Mulo, espanta la pata como hiciste con Maria Elvira. Estás a tiempo.

La última vez que quiso “revirarse” Cao contra un colega de trabajo al cual invitó a su programa, el tiro le salió por la culata. Ocurrió con Camilo Loret de Mola y este tuvo que tragarse en seco el raspe propinado por Juan Manuel en plena transmisión.

¡Miles de televidentes vieron en vivo como le metían el pie a Camilo!

Pero en el intermedio, fuera de cámaras, Camilo, bastante molesto, le espantó un par de buenas y duras palmadas en el pecho a Juan Manuel  y le dijo:

  • ¿Y ese raspe tuyo ahí? ¿Qué fue eso? ¿Cuál es tu guapería?

Cao quiso ripostarle, pero ya Camilo, que siempre anda ensillao, se había abierto su saco, dejando entrever algo más que su camisa Perry Ellis.

Advertisements

One thought on “La bronca de J.M.Cao vs Carlucho.”

  1. No conozco a fondo al compañero Cao, he visto en youtube sus “encuentros” con Lage y Fidel y punto. Creo que la “encerrona” suele ser recurrente con sus invitados, al menos lo vi con Salvador y quizá con Eliecer Ávila. Digamos que comienza con el rapport, sondea y luego dispara. Lo que le dijo Carlucho fue lo mismo que le dijo Salvador: ¿no veníamos a hablar de tal cosa?, pero él, que se confiesa amigo de casi todos los que van a su Espejo, se sale con la suya y ataca, incendia, rumia. Es quizá su “estilo”. La esencia parece tenerla un reportero del 41 (parece, por cierto que no se traga a Cao) dijo en un collage de entrevistados del propio canal que Carlucho es mucho más serio que J.M . Más serio, mas querido, más admirado y con más rating que el periodista. Hicieron muy bien en llevar a Daniel Benítez a la segunda cobertura de los cubanos en Costa Rica, porque Cao no pegaba como reportero. Pero, como escribí en mi muro, ya los veremos disculpandose mutuamente, abrazarse y hacer declaraciones, a la usanza de los reguetoneros cubanos. El canal no va a perder el chance de aprovechar esta coyuntura y sacarle lascas. ¡Vivir por ver!

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s