LA NUEVA GEMA DEL ANTICASTRISMO TELEVISIVO:  CARY BERNAL

 

¡Qué bien vamos Camilo! Al 41 le ha nacido una nueva estrella. Una entrevistadora sagaz,  incisiva, SUPER INFORMADA, y SUPERRRRRRRRRRRR PROFESIONAL. ¿Quién? Cary Bernal.

No, no se asuste. Es verdad. Si ya sé que hace rato que ella tiene este programucho de AQP y que lo único que hace es copiar el modelo de tantos otros, y meter mano a chismes, bretes, para mantener las mentes tontas “informadas” de lo último acontecido en el mundillo de la farándula, y de paso ganarse sus frijoles “honradamente”

Pues nada, yo no sé si ustedes se han fijado o lo saben, o lo han visto o se lo han dicho, pero la realidad es que últimamente son menos los artistas cubanos residentes en la isla que van al Canal 41 a “promocionarse”. Del último que supe “rechazos” fue de Luis Silva, alias Pánfilo, quien con toda justicia expresó entre amigos que él no iba a esa m… porque estaba lleno de mediocres.

Es la verdad.

Arrebatados es una olla de grillos, y desde que la flaca Maria Laria le hiciera una encerrona al trovador Tony Ávila, no he visto mucho por ahí. Sevcec, más elitista, se ha vuelto más juicioso desde su tiqui tiqui con Osmany García, y Cao – hay que celebrárselo  – anda en campañas por Centroamérica.

De estos tres, los dos últimos son “de política” pero, ¿qué coños tiene que ver Cary Bernal con la política?

Lo peor es que quiso meterla en una azucarera, y malgastó 6 minutos del programa hablando sandeces, encaramada en el caballo de una denuncia a las golpizas que les dan a las Damas de Blanco y que “El Pillo” desconocía, o dice desconocer.

Por suerte, “El Pillo” no se dejó pillar, no sé si por honesto o ¡por pillo! El caso es que no se dejó enredar, dijo que lo de él era el arte, la música y no la política, pero la Bernal insistía.

El Pillo le dice que él la respeta, pero que él siempre se acuesta tarde, se levanta a las 8pm y se va a grabar o a actuar, que las únicas damas de blanco que él conoce son las que se visten de blanco para ir a sus conciertos, pero Cary Bernal insiste. Intenta acorralar a “El Pillo” y “El Pillo” huidizo, firme (en sus trece) se le escora a cada minuto.

A la Bernal se le transforma el rostro. Vuelve al ataque y con el mismo mosquete: “Las Damas de Blanco” y el Pillo (en este punto me resultó enternecedor y hasta le tomé cariño) intenta salirse del atoro  del modo más elegante posible, pero las espuelas que le sobraron con Osmany, aquí le faltaron, aunque debe haber aprendido la lección.

Un amigo de Facebook, elabora una teoría algo melosa de lo que tenía que haber dicho “El Pillo”. Too much words. Too much diplomacy. Lo que había que decirle a esta mediocre, es lo mismo que otros han debido decir, o seguramente algún día dirán.

“Señora, yo no vine aquí a hablar de política, porque yo no soy político. Tampoco vine a congraciarme con los cuatro gatos que ven su programa, y muchísimo menos, decir lo que usted quiere que yo diga” Así, sin pelos, ni cortapisas. Eso es darse a respetar.

El día que los “invitados” cubanos, artistas, deportistas, u otros, aprendan a poner sus cartas sobre la mesa, y se rieguen como un juego de yakis y se tiren para el solar al más puro estilo centrohabanero, esta gentuza va a aprender cómo es que debe uno hacer “periodismo”. Aunque sea, el programucho de caca de bebé, de la tal Cary Bernal.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s